Blog

Se confirma la indemnización por daños punitivos en una demanda por cigarrillos en una demanda en Oregón

8 de febrero de 2008 — Si bien las ganancias de las grandes tabacaleras no se han esfumado, las personas perjudicadas por los peligrosos efectos secundarios de los cigarrillos y otros productos de tabaco están encontrando restitución a través del sistema legal. Los Tribunales Supremos estatales de California, Oregón y Florida han fallado a favor de los fumadores rehenes de los efectos adictivos de la nicotina y las campañas de desinformación de la industria tabacalera.

Decisión responsabiliza a la empresa de cigarrillos Philip Morris por sus acciones

Tras nueve años de preparación, Philip Morris y toda la industria tabacalera sufrieron un importante revés cuando la Corte Suprema de Oregón restableció la indemnización total por daños punitivos del juicio por cáncer de pulmón de Williams de 1999. En la demanda original, Williams Estate recibió 79,5 millones de dólares en daños punitivos de Philip Morris, una cifra que ellos cuestionaron por ser inflada e injusta. El veredicto fue solicitado por Philip Morris poco después de que la Corte Suprema de Estados Unidos modificara los estándares para daños punitivos en State Farm Insurance v. Campbell , 2003.

La Corte de Apelaciones de Oregón confirmó el veredicto original de Williams en 2004 y la Corte Suprema de Oregón hizo lo mismo en 2006. La Corte Suprema de los Estados Unidos, que presentó una petición poco después de la decisión de la Corte Suprema de Oregón de 2006, devolvió el caso a la Corte Suprema de Oregón en febrero de 2007. reconsiderar su decisión sobre los daños punitivos. El 31 de enero de 2008, la Corte Suprema de Oregón rechazó la apelación de Philip Morris y confirmó el veredicto original para Williams Estate.

La decisión sobre el tabaco en Oregón sigue el precedente de California

In 2006, the US Supreme Court upheld a $50 million punitive damage ruling for the widow of California smoker Richard Boeken by denying review of the tobacco company’s appeal. Before the Williams case, this was the largest award upheld by the high court for an individual smoker. Boeken, who died in 2002 at the age of 57, successfully won damages under a 1998 California law that allowed litigation against tobacco companies for making misleading or fraudulent claims in marketing dangerous tobacco-related products.

Previously, Glendale, California, resident Patricia Henley was the first verdict under the changed California law, resulting in a $10.5 million award in 2005. A smoker for 35 years, Ms. Henley at one point changed from smoking “Marlboro Red” to “Marlboro Lights” after calling Philip Morris and being assured that it was “low tar.” Suffering from inoperable lung cancer, Ms. Henley’s case contested that Philip Morris and other tobacco companies acted to suppress proof of the link between smoking and cancer. Philip Morris’ appeals to the California Supreme Court and US Supreme Court were both rejected.

La industria tabacalera será considerada responsable en los próximos años

Como el resto de la industria tabacalera, esta no es la primera demanda de cigarrillos contra Philip Morris. Anteriormente han sido considerados responsables de negligencia y fraude de derecho consuetudinario por ocultar a sabiendas información sobre los efectos peligrosos de los cigarrillos y otros productos de tabaco vendidos al público en general. El litigio por cigarrillos alcanzó proporciones históricas en Engles , una demanda colectiva presentada por ciudadanos de Florida. Para los residentes de Florida que estaban enfermos o habían muerto como resultado del tabaquismo, el tribunal responsabilizó a la industria tabacalera. El tribunal encontró:

  • Las empresas tabacaleras fueron negligentes
  • Sus productos de tabaco son defectuosos e irrazonablemente peligrosos.
  • Los cigarrillos son adictivos
  • Las compañías tabacaleras conspiraron para ocultar información sobre salud y adicciones con la intención de que el consumidor confiara en la información errónea.
  • Las empresas tabacaleras fueron responsables por incumplimiento de garantía expresa
  • Fumar causa muchas enfermedades potencialmente mortales prevenibles

Aunque una apelación de la industria tabacalera eliminó el enorme acuerdo por daños punitivos de 145 mil millones de dólares, la Corte Suprema de Florida sostuvo que la responsabilidad contra los fabricantes de cigarrillos era correcta y se aplicaba a todos los involucrados en la demanda. Esto permitió a individuos del estado de Florida presentar demandas directamente contra la industria tabacalera.

Compartir