Blog

Incluso al aire libre, el polvo de asbesto podría estar presente

En el norte de California hay mucha belleza natural. Desde las secuoyas costeras hasta la magnífica costa, áreas como el condado de Humboldt atraen a miles de personas para la recreación y a muchos que eligen vivir allí debido a la belleza escénica. Sin embargo, existen peligros que van desde perderse en los bosques, caerse al escalar o ahogarse en el océano. Probablemente pocos residentes o visitantes piensen que tienen que preocuparse por la calidad del aire lejos de las congestionadas ciudades del sur de California.

Irónicamente, existen preocupaciones sobre la calidad del aire en un lugar tan remoto como el condado de Humboldt. En una reunión de la junta de supervisores y personal de planificación, surgieron preguntas sobre el polvo de asbesto en el aire. Este polvo suele ser el resultado de las operaciones mineras y se debe a la presencia de asbesto natural dentro del material que se extrae. Cuando la tierra y las rocas se remueven y procesan, el polvo puede cargarse de fibras de asbesto.

Estas fibras de asbesto en el aire pueden inhalarse y luego alojarse en los pulmones. Con una exposición desafortunada y un tiempo suficiente, a veces de 20 a 40 años, se puede desarrollar un cáncer de pulmón mortal, conocido como mesotelioma maligno.

La junta discutió el uso de zonas de amortiguamiento alrededor de las operaciones mineras y la necesidad de monitorear la calidad del aire. También señalaron que cualquier minería en áreas donde se pueda alterar el asbesto requiere notificación al Distrito Unificado de Gestión de la Calidad del Aire de la Costa Norte.

El asbesto, un mineral natural, a menudo se encuentra cerca de otros depósitos minerales, por lo que cualquier operación minera debe realizar pruebas para detectar la presencia del mineral y brindar protección a los empleados que puedan estar expuestos.

Fuente: Mesothelioma.com, “El asbesto natural provoca problemas en la calidad del aire en el norte de California”, Pat Guth, 17 de mayo de 2013.

Compartir