Maxlyn Cadlo Et Al V Metalclad Insulation Corp

Nuevo juicio por daños y perjuicios en caso Metalclad

SAN FRANCISCO, CA - 4 de junio de 2008 - En el caso Maxlyn Cadlo v. Metalclad Insulation Corp. , el Tribunal de Apelaciones del Primer Distrito de San Francisco anuló una sentencia sumaria a favor de Metalclad Insulation Corp. y devolvió el caso al tribunal inferior. para juicio sobre la cuestión de daños y perjuicios.

Esta fue la segunda acción presentada por Cadlos contra Metalclad. La primera ( Cadlo 1 ), fue una acción por lesiones personales con veredicto a favor del Sr. Anthony Cadlo y apelado por Metalclad. La segunda ( Cadlo 2 ), fue una demanda por muerte por negligencia presentada por la señora Cadlo y otros herederos contra Metalclad después del fallecimiento del señor Cadlo. Con la apelación de Cadlo 1 aún pendiente, el tribunal de primera instancia falló a favor de Metalclad en Cadlo 2 , afirmando que no había pruebas suficientes para probar la causalidad. La señora Cadlo apeló la decisión.

Debido a la naturaleza compleja de esta apelación, se incluye la historia de las dos acciones para proporcionar una base para la apelación.

Descripción general de la acción por lesiones personales ( Cadlo 1 )

Anthony Cadlo demandó a Metalclad y a otros por lesiones personales como resultado de la exposición al asbesto. En marzo de 2005, un jurado emitió un veredicto especial a favor del Sr. Cadlo y concluyó que:

  • Había defectos de diseño en los productos que contenían amianto de Metalclad.
  • No se advirtió sobre defectos en los productos que contienen asbesto de Metalclad, lo que causó daños legales al Sr. Cadlo.
  • La lesión del Sr. Cadlo, causada por el uso de los productos de Metalcald, era razonablemente previsible para Metalclad.

Después del veredicto, el Sr. Cadlo murió a causa de sus lesiones relacionadas con el asbesto el 24 de marzo de 2005. La sentencia se dictó nunc pro tunc (“ahora, para entonces”, algo que se hace en un momento y debería haberse realizado en otro). al 23 de marzo de 2005.

Metalclad apeló, alegando que las pruebas de causalidad eran insuficientes. Afirmaron que no había fundamento para el testimonio del especialista Charles Ay, quien afirmó que Cadlo estuvo expuesto al aislamiento de Metalclad mientras estaba a bordo del USS Black. El tribunal no estuvo de acuerdo con la apelación de Metalclad y confirmó la sentencia de que el testimonio de Ay era suficiente para inferir la causalidad.

Descripción general de la acción por muerte por negligencia ( Cadlo 2 )

Después de la sentencia en Cadlo 1 y la muerte del Sr. Cadlo, pero antes de que la sentencia Cadlo 1 fuera definitiva, la Sra. Cadlo presentó una demanda por muerte por negligencia contra Metalclad. Mientras la apelación para Cadlo 1 estaba pendiente, Metalclad solicitó un juicio sumario en Cadlo 2 , afirmando que no había pruebas suficientes de causalidad (para la enfermedad relacionada con el asbesto del Sr. Cadlo). Esta fue la misma posición que adoptó Metalclad en el recurso de Cadlo 1 . El tribunal de primera instancia falló a favor de Metalclad, afirmando que no había pruebas suficientes para crear una cuestión procesable que vinculara a Metalclad como la causa de la enfermedad por asbesto del Sr. Cadlo. La señora Cadlo apeló la decisión.

El atractivo de Cadlo 2

La señora Cadlo apeló la sentencia sumaria de Cadlo 2 , basándose en que Metalclad no puede volver a litigar la cuestión de la causa legal de la enfermedad del señor Cadlo (que fue resuelta en Cadlo 1 ). El tribunal acordó que la cuestión, el defecto de diseño de Metalclad y la falta de advertencia como causa legal del mesotelioma del Sr. Cadlo, era la misma en Cadlo 2 que se decidió en Cadlo 1 .

Richard Grant del departamento de apelaciones de Brayton Purcell compareció en nombre de Maxlyn Cadlo y el patrimonio de Cadlo.