Blog

Empeorar una mala situación

Empeorar una mala situación

Vivir con mesotelioma pleural maligno (MPM) presenta una multitud de desafíos para quienes son diagnosticados con la enfermedad. Se sabe que es un tumor agresivo relacionado con la exposición al amianto. La supervivencia es, en el mejor de los casos, limitada, ya que las probabilidades están en contra de los pacientes. Hasta la fecha no existe cura, aunque las terapias sistémicas han tenido impactos mínimos en la supervivencia de esta forma mortal de cáncer.

Complicaciones del COVID-19

Cuando el COVID-19 entró en Estados Unidos y creó una pandemia, una de las principales prioridades fue proteger a quienes tenían “condiciones preexistentes” que podrían comprometer aún más el sistema inmunológico. Cerca de la cima en gravedad estuvo y permaneció el mesotelioma en cualquier forma.

La combinación de la enfermedad y el virus puede tener consecuencias catastróficas. Las comorbilidades comunes incluyen hipertensión, cardiopatía isquémica y enfermedad obstructiva crónica.

Un estudio reciente reveló los hechos sobre los pacientes con mesotelioma y los diagnósticos de COVID-19 con los resultados presentados en la Conferencia Mundial sobre Cáncer de Pulmón de la IASLC 2021. Casi el veinte por ciento de las personas que padecen MPM contrajeron COVID-19, según datos de un hospital de Barcelona. Las tasas de mortalidad eran del 75 por ciento.

Las características clínicas de los estudiados incluyeron:

  • Edad media – 62 años
  • Supervivencia media: 17,8 meses desde el diagnóstico de cáncer y 0,4 meses desde el diagnóstico de COVID
  • Pacientes con antecedentes de tabaquismo: 43 por ciento
  • Pacientes que no fuman: 57 por ciento
  • Pacientes que toman anticoagulantes o aspirina: 57 por ciento
  • Pacientes hospitalizados con una estancia media de 12 días: 85 por ciento
  • Pacientes que contrajeron neumonía bilateral – Cuatro
  • Pacientes que murieron – Cinco

Si bien las vacunas y otras terapias brindan opciones para los pacientes con COVID-19, quienes padecen mesotelioma no pueden darse ese lujo. Si bien las estadísticas cambian, el resultado para los pacientes es el mismo.

Compartir