Blog

Vivienda en la base para familias de militares: fuente que causa el mesotelioma

soldado con su hija

Los militares han estado trabajando con amianto durante décadas. La exposición al polvo de asbesto ha contribuido a que 1/3 de los veteranos desarrollen cáncer, incluido aproximadamente el 10% que desarrolla mesotelioma. La enfermedad que aún busca cura es un tipo de cáncer poco común y agresivo que se forma alrededor del revestimiento de los pulmones, el abdomen y el corazón.

En un informe reciente de la Oficina del Inspector General del Departamento de Defensa, una unidad independiente del Departamento de Defensa (DoD), descubrió que militares activos, veteranos y sus familias están expuestos al asbesto en viviendas de propiedad y control del gobierno. El Departamento de Defensa de Estados Unidos no los protegió.

Registros inexactos: ponen en riesgo a los seres queridos

En septiembre de 2018, el Congreso solicitó que el Departamento de Defensa evaluara las viviendas militares para determinar si los miembros del ejército y sus familias corrían riesgo de estar expuestos al asbesto.

La evaluación dio como resultado un mantenimiento de registros inexacto de los materiales que contienen asbesto y, por lo tanto, los funcionarios no pudieron determinar el riesgo de exposición al asbesto. Además, en aproximadamente otros seis lugares, las familias no fueron notificadas sobre la exposición al asbesto ni sobre su presencia.

En el pasado, los funcionarios creían que los seres queridos de los miembros del servicio militar estaban expuestos al asbesto, pero en una capacidad mínima y reducida, principalmente al tocar y limpiar la ropa de asbesto de sus seres queridos o al abrazarlos. Pero ahora, los funcionarios han descubierto que las familias han estado expuestas al asbesto directamente en sus hogares durante décadas.

Las políticas llenas de agujeros del Departamento de Defensa

Estas políticas establecen las directivas que se supone que el Departamento de Defensa debe proporcionar a los militares y sus familias:

  • Niveles de vida asequibles y de calidad
  • Gestionar y mantener unidades de vivienda de forma eficaz y rentable
  • Vivienda bien mantenida, libre de peligros y estructuralmente sólida

La oficina de inspección del Inspector general del Departamento de Defensa encontró que el Departamento de Defensa no proporcionó estos estándares de vivienda ni garantizó la salud y seguridad de los residentes que viven allí.

Es evidente que, según la Oficina del Inspector General del Departamento de Defensa, sus directrices son erróneas y no están bien gestionadas. Desafortunadamente, debido a que las políticas del Departamento de Defensa tienen lagunas, provocará una exposición continua al asbesto para los militares, los veteranos y sus familias.

Compartir